Últimos temas
» Personajes Cannon y Predeterminados de la Trama
Sáb Jul 12, 2014 8:29 pm por Honoria Fell

» Registro de Conversion en Vampiro
Sáb Jul 12, 2014 6:34 pm por Honoria Fell

» Registro de Empleos y Ocupaciones {Obligatorio para quien tenga}
Sáb Jul 12, 2014 6:30 pm por Honoria Fell

» Registro de Amuletos {Obligatorio}
Sáb Jul 12, 2014 6:26 pm por Honoria Fell

» Registro de Razas {Obligatorio}
Sáb Jul 12, 2014 6:21 pm por Honoria Fell

» Registro de PB
Sáb Jul 12, 2014 6:17 pm por Honoria Fell

» Tu primer tema
Sáb Jul 12, 2014 12:13 pm por Honoria Fell

Hermanos
Cruel IntentionsBelovedHogwarts

Directorios&Aportes


London City RPGTime Of Heroesknockturn alleyEver After Kingdom
AfiliadosNormales

Tu primer tema

Ir abajo

Tu primer tema

Mensaje por Honoria Fell el Sáb Jul 12, 2014 12:13 pm


Trama Central


{Partimos del Final de la TERCERA TEMPORADA}

Un accidente de tráfico, provocado por Rebekah Mikaelson ponia en peligro la vida de Elena y Matt. No obstante, ninguno –ni siquiera  Elena– contaba con que por su sistema corría la sangre de vampiro. Sin embargo, es rescatada por un extraño muchacho luego de que Stefan salvara a Matt Donovan.

Antes de despertar, Elena había tomado  una decisión. Después de meditarlo, de preguntarse a sí misma que sentía por los hermanos Salvatore, llegó a la conclusión de que debía elegir a Stefan. Después de todo, fue al primero que conoció. Fue del primero de quien se enamoró, y el que realmente logró sacarla de aquel agujero negro de tristeza y depresión en el que quedó tras la muerte de sus padres. Sí, todo eso sirvió para que Elena pudiera tomar una decisión; aunque no por ello se sintió mejor. Había dejado ir a Damon, perdiéndolo para siempre, librándolo de las ataduras que le suponía no saber que elegiría la humana. Y su corazón se habría resentido por aquello, si hubiese tenido tiempo. Pero no lo tuvo. Apenas había colgado el teléfono, despidiéndose de Damon, cuando Matt perdió el control del volante y la camioneta terminó en el río.

Dos semanas en coma sobrevinieron a aquel accidente, que de no ser por la misteriosa nadadora hubiese transformado a Elena en vampiresa. Y despertó; despertó recordando todo y mas confundida que nunca. La realidad se confundía con los recuerdos que llegaban a su memoria de algún lugar desconocido. Como era posible que no recordara eso?. La compulsión que Damon había ejercido en dos oportunidades habían desvanecido su primer encuentro y su confesión de amor de la mente de la humana. Sin esperar, no bien estuvo recuperada decidió enfrentar al mayor de los Salvatore y exigirle una respuesta. Pero una tormenta inesperada deja a la humana atrapada con el vampiro en la mansión y entre besos y caricias y confesiones inesperadas terminan haciendo el amor, un secreto que ambos guardaran...hasta que Elena descubre que esta embarazada, un mes después.

El embarazo de Elena concuerda con la llegada de Kelly Stonem, una muchacha dulce, simpática y arrogante, que asombra a todos con su parecido físico con la joven Gilbert. Poco a poco la niña va ganando la confianza de Caroline y Elena, pero por mucho que lo intentaba no lograba congeniar con Bonnie, que por su parte tomo la iniciativa de contarle a Damon y a Stefan las sensaciones extrañas que había comenzado a sentir desde a llegada de Kelly.
Cuando los híbridos de Klaus amenazan a Elena e intentan matarla en el cementerio, los Salvatore se ofrecen como presa a cambio de la humana, mas es Kelly quien con sus extrañas capacidades logra acabar con ellos. El corazón de Elena se acelero ante la confesión de la muchacha: "-Soy hibrida. Mitad humana...mitad vampira-". Kelly es salvada por Elena en mas de una ocasión debido a la desconfianza de Damon, que ha intentado matarla reiteradamente. La humana simplemente intenta hallar respuestas para su embarazo que se acerca ya a los tres meses.

Y mientras los hermanos Salvatore lidiaban con los sintomas de Elena y su extraña conducta con respecto a la comida, a su aumento en sus horas de sueño y los cambios en su cuerpo, Caroline Forbes lloraba la muerte de  Tyler. Ignorando que Niklaus realmente no había muerto, trataba de encontrar una explicación lógica que la llevara a la respuesta de porque la línea de Klaus no había fallecido junto al híbrido. Todos estaban bien, ni un solo rasguño. Todos, excepto Tyler. Lo creyó muerto durante días, hasta que él mismo hizo acto de presencia. La explicación que dio fue extraña: tan solo estuvo todo ese tiempo sufriendo cambios en su cuerpo. Transformándose en licántropo sin control, vomitando sangre a borbotones. Sintiéndose terriblemente mal, físicamente hablando. Caroline no vio otra salida más que creerle, pero lo que la joven Forbes no sabía, es que todo era una vil mentira. No era Tyler quien hablaba, si no Klaus dentro de su cuerpo.

Bonnie, quien habria llevado a cabo el plan, se sentía cada vez peor. Por su culpa, todos creían a Klaus muerto, cuando el peligro seguía tan presente como siempre. Por una parte quiso confesar la verdad, pero por otra no se atrevía. Y es que, desde el otro lado –aprovechándose de la debilidad de Bonnie tras haber usado la magia negra para paralizar el corazón de Klaus días antes– Esther, la bruja original, la manipulaba. La venganza de la madre de los Mikaelson no había hecho más que empezar. No dejaría que Niklaus se saliera con la suya, y que sus hijos, aberraciones como ella los llamaba, siguieran viviendo por más tiempo. Su plan era claro: incitaría a Bonnie a usar la magia negra, y que ella misma diera muerte a los originales. Así, con ello, todos los vampiros existentes perecerían. Pero antes de lograr que la bruja se consumiera por completo ante el poder oscuro, Bonnie terminó por enmendar su error. Deshizo el hechizo que obligaba a Klaus a poseer el cuerpo de Tyler, y con ello, Lockwood volvería a ser él. Así mismo, Klaus recuperó su verdadera forma. Caroline no podía dar crédito. ¡Había estado besando a Klaus! Y no solo eso, si no que pasaron a mayores, creyendo que era Tyler. La ira de la vampiresa se pronunció, y el híbrido original no obtendría su perdón tan fácilmente. No obstante, los sentimientos de la rubia se verían confusos entre su actual pareja, Tyler, y Niklaus.

Y así pasaron los días, y con los días llegaron las semanas, hasta completar tres. La sheriff Forbes y Carol Lockwood, tras el incidente que llevó al consejo a saber, por culpa de Alaric, que Caroline y Tyler eran seres sobrenaturales, pidieron ayuda a Damon para que le dieran el cambiazo con la verbena. Una vez lograron que el sistema de todos estuviera libre de ésta planta, el vampiro les borró la memoria.
Elena luchaba por salir adelante con su nueva condición. Tenía a Stefan para ayudarla, incluso a Damon, aunque receloso y distante. La frialdad del vampiro la mataba por dentro de tristeza, pero no podía reprochárselo. Ella había escogido a Stefan después de todo. Pero las cosas no eran tan sencillas. Tras pasar su cuarto mes de embarazo, todos los recuerdos que una vez fueron borrados por la compulsión, vinieron a su cabeza como si de imágenes de un fotograma se tratara. Y entonces lo supo: fue a Damon a quien conoció primero, no a Stefan. También recordó la primera vez que el mayor de los Salvatore le confesó amarla, alegando que no podía ser un egoísta, y que ella estaría mejor con Stefan. Tantas cosas que la morena desconocía, y que ahora eran claras como el agua. Sabedora de ello, se sintió más confusa que nunca. La excusa de conocer antes a Stefan acababa de perder toda lógica. Y lo peor de todo, es que Damon era consciente de que Elena sabía la verdad. Por ello, el vampiro tomó la decisión de marcharse de Mystic Falls, tal y como acordó con Stefan antes del fatal accidente de Elena y Matt.

Pero cuando Damon hacía las maletas, Elena se presentó en la mansión Salvatore, rogándole porque no se marchara, suplicándole porque no la dejara ahora, cuando más le necesitaba. Tal vez fue un acto egoísta por su parte, pero desde que estaba embarazada, era más impulsiva. Todas sus emociones se habían amplificado, y ya no podía ignorar lo que sentía por Damon como días atrás. Las dudas del vampiro abatieron a Elena, que a pesar de todo no se rendiría. Un beso sirvió para calmar dichas dudas, y unas palabras sinceras para convencerle de que se quedara. Pero tras conseguir su propósito y marcharse de la mansión, Elena se formuló la pregunta del millón: ¿y ahora qué? Se suponía que ella y Stefan volvían a estar juntos. Se suponía que besar a otro teniendo pareja, estaba mal. Se sentía tan confusa, tan abatida y hundida, que opto por enfocarse en su bebe confesandole a los miembros de su circulo que estaba encinta...de mayor de los Salvatore.

Que pasara ahora con Elena, Damon y Stefan?. Que pasara cuando Klaus descubra a la humana y su evidente embarazo?. Hasta donde sera capaz de llegar Bonnie para mantener el equilibrio natural?...MUCHAS PREGUNTAS, Y SOLO TU TIENES LAS RESPUESTAS... ANÍMATE A ENTRAR.

Honoria Fell
Admin

Mensajes : 13
Fecha de inscripción : 12/07/2014

Ver perfil de usuario http://itstimetochange.activo.mx

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.